Mentía sobre revisiones rutinarias, manoseaba a los infantes

Un médico argentino fue sentenciado a 22 años de prisión y suspensión de su licencia por 5, luego de abusar sexualmente de varios niños mientras estaban en el quirófano.

No conforme con ello, el tipo grababa sus actos y los subía a internet, ya que formaba parte de una red de pedofilia.

El delincuente fue identificado como Jorge, anestesiólogo con 20 años de experiencia en pediatría, y ejercía en la Clínica Francesa.

Padres de algunos pequeños, víctimas del galeno, explicaron a la autoridad que les pedía, con el pretexto de auscultarlos, que lo dejaran a solas para cometer sus actos depravados.

Ya a solas con los infantes, el hombre los manoseaba y también los grababa.

Quienes sospechaban de la situación fueron sus colegas, quienes dudaban del proceder del doctor.

La sentencia fue por “abuso sexual gravemente ultrajante y producción material sexual de niños”.