El programa Precios de Garantía en maíz, frijol, trigo panificable, arroz y leche está demostrando su impacto en la productividad así como en la mejora de los ingresos de los pequeños productores y la reducción paulatina de las importaciones por lo que permite avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria de granos básicos en el país, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

En la conferencia de prensa realizada en Palacio Nacional, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, señaló que el Gobierno de México incrementa, de manera paulatina, el presupuesto en la atención de los pequeños productores (ejidatarios, comuneros y comunidades indígenas), con una asignación para el 2020 de 23 mil 310 millones de pesos, de los cuales, 10 mil millones de pesos serán destinados al programa Precios de Garantía.

El director general del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), Ignacio Ovalle Fernández, anunció modificaciones en el esquema de atención para trigo panificable, que aumentó su volumen de compra al pasar de 100 a 300 toneladas por productor, con el pago del estímulo completo, de mil 800 pesos hasta las 100 toneladas y las siguientes obtendrán la mitad (900 pesos) por tonelada. El precio de garantía es de pago por tonelada, cuya mayor parte cubre la industria.

Además, dijo, se incluye en Precios de Garantía al trigo cristalino (duro) para pastas, que se captarán hasta 50 toneladas por productor, con un estímulo del 40 por ciento, esto es, 750 pesos, con el objetivo de que se siga produciendo este grano importante para la industria nacional.

Apuntó que en arroz —cuyo precio de garantía es de seis mil 120 pesos por tonelada— cambia el volumen de compra, al pasar de 120 a 300 toneladas, con la consigna de que los primeros 120 reciben el estímulo total de mil 700 pesos por tonelada y las siguientes la mitad del apoyo (850 pesos). Al igual que el trigo, la industria cubre la mayor parte del precio.

Recordó que para la leche fluida se paga en 8.20 pesos el litro y cuenta con un límite de compra de hasta 25 litros por unidad animal, en beneficio de ocho mil pequeños y medianos productores