Aumenta la vigilancia en las garitas en la frontera de Nogales con el fin de evitar al máximo que personas que buscan asilo crucen y provoquen el cierre de carriles y evitar que se hagan largas finas para cruzar al otro lado de la frontera.

Las constantes incursiones ilegales de migrantes venezolanos, cubanos y hasta rusos han obligado a Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a cerrar dos o tres carriles con una especie de barriles para evitar que cruzaran de forma ilegal.

Por lo que del otro lado de frontera se reforzó las medidas de seguridad cerrando carriles y causando demoras en filas del lado de México, tal como se ha presentado en los últimos días. De acuerdo con información proporcionada por el comisario de la Policía Preventiva en Nogales, confirmó que se tiene un convenio de colaboración entre las autoridades migratorias de los Estados Unidos y autoridades de México, con el fin de reforzar la vigilancia e inspección de las dos garitas en la frontera.

José Ávila señaló que el objetivo principal es mantener el control en los puntos de entrada a el Estado de Arizona, asegurando que hay mucha desinformación ya que todos los migrantes que llegan a esta ciudad vienen con la firme idea de que pueden cruzar sin ninguna restricción.

Será la Policía Municipal intervenga para evitar que se presente de nuevo el intento de los migrantes intenten entrar al país entre medio de los vehículos para una vez lograrlo solicitar el asilo político, y de esa forma poder minimizar el caos vial que se vive en estas épocas en la ciudad.