La nave Dragon, de la empresa SpaceX, impulsada por un cohete Falcon 9, despegó desde su base en Cabo Cañaveral, en Florida, cargada con suministros para la Estación Espacial Internacional, incluido el satélite mexicano AztechSat-1.

El AztechSat-1 es un nanosatélite de comunicación de apenas un kilogramo.

La construcción y desarrollo del satélite fue coordinado por la Agencia Espacial Mexicana y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

En 2015 el satélite mexicano Centenario (MEXSAT1), que debía ofrecer servicios de telecomunicaciones para México y América Latina, se desintegró en la atmósfera a pocas horas de su lanzamiento en Kazajistán y sus restos fueron hallados en Siberia.