Comió caldo picoso de cerdo que estaba mal cocinado

Un hombre jamás pensó que uno de sus platillos favoritos lo enviaría derechito al hospital, ya que días después de ingerirlo se sintió mal.

Ya en el nosocomio, tras varios estudios, al sujeto le fueron encontrados parásitos (cisticercosis) en cerebro, tórax y pulmones.

El afectado, Zhu, ciudadano chino de 43 años de edad, de la región de Luzhou, preparó caldo picoso de carne de cerdo y lo comió entusiasmado, sin ningún contratiempo.

Luego de varios días sufrió de mareos y fuertes dolores de cabeza, las cuales empeoraron, hasta que empezó a tener ataque epilépticos en horas de sueño.

Rápidamente le llevaron al hospital, donde, tras una tomografía, vieron en su masa encefálica pequeñas calcificaciones y lo enviaron a más estudios, pero como le saldría caro, prefirió que le dieran de alta.

El mal lo regresó al nosocomio, donde tras el resto de estudios le hallaron parásitos en el pecho y en los pulmones, derivado de lo mal cocida que estaba la carne.

La cantidad de bichos que Zhu tenía en su cabeza fueron 700 huevecillos.

Tenia solium fue lo que los médicos extrajeron del cuerpo del chino, los cuales son comunes en los puercos y se almacenan en su carne, y se pasan al organismo humano al no cocinar la carne adecuadamente.