Un menor de edad fue detenido por el delito de allanamiento de morada la madrugada de ayer domingo.

El hecho se registró en la calle Riada, de la Cerrada La Cañada, en Hermosillo, en donde el velador del lugar dijo que se había percatado de la presencia de una persona que al intentar brincarse la barda cayó de cabeza en el interior de un domicilio.

El vigilante logró detener y controlar a la persona, siendo este un menor de edad, de 16 años, por lo que reportó de inmediato a las autoridades.

El joven detenido fue trasladado al hospital para ser atendido de la herida en la cabeza, para después presentarse ante el Ministerio Público especializado en justicia para adolescentes.