Tras múltiples cirugías y tratamientos, el rostro de la cantante se ha distorsionado

La lucha contra el envejecimiento es una constante en el ser humano; sin embargo, hay personas que lo llevan más allá de lo razonable, hasta volverse irreconocibles.

La rockera mexicana Alejandra Guzmán es muestra clara de ello, pues no queda mucho de la chica “eternamente bella, bella”.

Recientemente, la cantante subió a sus redes sociales una foto sin una gota de maquillaje, para que sus fans vieran cómo luces luego de tatuarse las cejas.

Sin embargo, el gesto de la Guzmán no fue bien recibido y desató una ola de críticas por el cambio tan notorio en su rostro.

Especialistas en Medicina Genómica y Rejuvenecimiento indicaron que lo hecho en ella es un exceso, pues tiene mucho bótox y consideran que es un trabajo de cirugía que deja mucho qué desear; además, luce una piel deshidratada y avejentada, indicaron.

Alejandra Guzmán se ha hecho se realizó, además de levantamiento de frente y elevación de cejas, cirugía de párpados, aumento de mejillas, múltiples cirugías de nariz, bolsas de Bichat, aumento de mentón y de labios y carillas dentales.

Como se recordará, la rockera se sometió a una operación de glúteos; sin embargo, se infectaron, al grado de llegar hasta su espalda, lo que casi le cuesta la vida.