Bromeaban con drogar y violar mujeres

El éxito se les subió a la cabeza a Jung Joon Young y Choi Jong Hoon, cantantes de K-pop que fueron sentenciados a seis y cinco años de cárcel respectivamente por el delito de violencia sexual.

Los cantantes surcoreanos formaban parte de un chat de la aplicación KakaoTalk, en la que bromeaban con drogar y violar mujeres y compartían grabaciones sexuales ilícitas.

Además, deberán tomar un curso de educación de violencia sexual de 80 horas, además de que por cinco años no podrán trabajar con menores de edad.

El resto de los participantes en el chat fueron enviados a la cárcel.

Entre los sentenciados, Kwon Hyuk Jun, hermano mayor de Yuri del grupo Girls’ Generation, fue condenado a cuatro años; “Kim”, director de marketing de Burning Sun, a cinco, y en agosto, “Heo”, exempleado de la agencia, estará dos años en libertad condicional.