Article inline ad

Los inhalables son el segundo tipo de droga que más prueban los adolescentes y afecta sobre todo a grupos vulnerables, por lo que organizaciones de la sociedad civil llamaron a crear políticas públicas integrales para prevenir y atender el consumo de estas sustancias.

Eiji Alfredo Fukushima, subdirector del Observatorio Mexicano de Drogas, de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), expuso que los inhalables se mantienen en el tercer lugar de consumo de drogas en el País.

Sin embargo, la demanda de atención por el uso de estas sustancias ha disminuido 42 por ciento, afirmó en el conversatorio “Hablemos del Tolueno”.

“A los centros no nos están llegando, nos están llegando muy poquitos usuarios”, reconoció.

El especialista explicó que en estudiantes de secundaria y bachillerato los inhalables son la segunda droga de consumo y, además, el 2.4 por ciento de los alumnos de quinto y sexto de primaria los ha probado alguna vez en su vida.

Por ello, consideró necesario reforzar la atención a los adolescentes, especialmente en las mujeres.

Detalló que registran 4 mil 973 usuarios de inhalables y solventes que requieren tratamiento, de los cuales 42 por ciento es menor de edad.

Indicó que la demanda de tratamiento por consumo de inhalables se concentra en la Ciudad de México y el Estado de México, principalmente, seguidos de Querétaro, Guanajuato, Nuevo León y Chihuahua.

En 2018, expuso, se registraron mil 971 urgencias hospitalarias y 390 egresos hospitalarios por trastornos mentales y del comportamiento asociados al uso de disolventes volátiles. También se reportaron 52 lesiones y 18 defunciones por la misma causa.