En la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús se llevó a cabo la solemne ceremonia de la clausura de la Asamblea Diocesana de Ciudad Obregón.

Por: Susana Rodríguez

Fue el señor Obispo, don Felipe Padilla Cardona, quien encabezó la celebración litúrgica que concelebró con los sacerdotes que conforman la Diócesis de Obregón.

Durante la ceremonia se realizó la imposición de sotana a cinco seminaristas, Joaquín Leyva, José Arana, Manuel de Jesús Torres y Enrique Ruiz, estudiantes del segundo grado de filosofía.

Después de que el señor Obispo impartió la bendición a los atuendos, fueron los respectivos padres de los seminaristas, quienes hicieron la simbólica vestimenta de sotanas.

Al terminar la celebración, las integrantes del grupo de la Vela Perpetua recibieron también la bendición y se tomaron la foto grupal.