“No es justo para nuestros hijos, la maestra trabaja bien, apegada al reglamento”, reprochó la presidenta de la sociedad de padres de familia, Yesenia Quijada, luego de que, por tercera ocasión, un grupo de docentes de la Escuela Secundaria Valentín Gómez Farías, cerrará las puertas del plantel por diferencias con la directora, Rosario Téllez Ugalde.

Por: Fabiola Navarro

Mientras regresaban a estudiantes, así como a padres y madres de familia sorprendidos por la falta de clases, docentes explicaron que “han sido humillados y atropellados en sus derechos laborales”, por ello la toma del plantel y que además, la Secretaría de Educación y Cultura, negó la permuta a la directora, por lo que el paro sería indefinido si no llega personal de la SEC a dialogar con ellos.

“Ya se cumplió un mes y medio, no nos han dado solución, por eso tomamos la escuela para que la Secretaría venga y nos diga los motivos por los cuales se tomó esta decisión”, expuso uno de los docentes.

Por su parte, Téllez Ugalde argumentó que únicamente ha tratado de cumplir con la normativa y los protocolos que marca el reglamento y cuando ha solicitado como parte de los mismos, la planeación de los docentes, estos no la entregan. “Ni siquiera he podido subir calificaciones porque algunos maestros no me las han entregado”.

Señaló que son los docentes quienes sí humillan a los alumnos, utilizando palabras ofensivas.

“Por esa situación, un grupo de madres de familia encerraron a una maestra en el salón para reclamarle y me acusó de no defenderla. Esa misma maestra, me golpeó, tengo una demanda puesta en su contra”, explicó.

Dijo que desde que llegó hace 6 años como directora, previo a que durante casi 30 se había desempeñado en el plantel como docente, ha logrado cambiar a la escuela de nivel académico ya que era catalogada como focalizada, debido al bajo rendimiento escolar y se debía en parte, a la constante ausencia de la planta académica, ya que grupos de hasta 10 profesores viajaban a Hermosillo a atender asuntos sindicales.

Cabe mencionar, que este jueves, la sociedad de padres de familia tendría una kermesse alusiva al 20 de noviembre para recaudar fondos y solventar necesidades de la escuela, la cual se tendrá que cancelar.