La lingüista y editora de la revista Algarabía fue censurada; ofrece disculpas, pero piensa lo mismo

La masacre de la familia LeBarón perpetrada el lunes por integrantes del crimen organizado en los límites de Sonora y Chihuahua, conmocionó al país, pero también ha generado polémica, pues han surgido versiones que no hablan bien de ellos.

Una de esas detractoras es la lingüista Pilar Sicilia, editora de la revista Algarabía, quien dijo que no le daba “ni tantita tristeza” lo ocurrido.

En su cuenta Twitter escribió que a las víctimas del atentado “les tocaba un destino peor que la muerte”.

Además: “Esos güeyes eran delincuentes malditos, abusadores, y que no me da tristeza que los hayan matado”.

Lo posteado por la profesional de las letras causó revuelo en esa red y entre quienes se manifestaron en contra fue el controversial Chumel Torres, quien tuiteó:

“PILAR SICILIA, la mujer al frente de la revista Revista Algarabía el día de hoy tuiteó algo que como dice @ChumelTorres , me rebasa. No puedo en serio…. no puedo”.

Tras las críticas, Sicilia borró sus tuits y se disculpó mediante una misiva, en la que descalifica lo que los internautas pensaron sobre ella y sus dichos, pero el daño ya estaba hecho y la gente la catalogó de hipócrita.

El documento de Sicilia decía: “Quiero disculparme acerca de mis tuits sobre el asesinato de la familia LeBarón, ya que me hicieron pasar por… una sicópata que come niños y desea su muerte. Yo me impresioné mucho al saber del culto Ervil le Baron, sus asesinatos, a su propio hermano, entre muchos más, y al leer los testimonios de algunas de las hijas que pertenecieron a la secta. Simplemente quise hacer patente que a veces ‘pagan justos por pecadores’ y que las deudas de ese tipo se pagan caro”, escribió en parte de su texto.

Posteriormente, la revista Algarabía se deslindó de los dichos de Sicilia; sin embargo, reconocieron su calidad como editora y lingüista.