Se escandaliza el mundo con un mensaje en redes sociales.

Esto escribió la senadora sonorense Lilly Téllez García:

“Es una gran idea, Presidente Trump (ayudar a México en contra de la delincuencia)”.

“Como senadora de Sonora, donde tuvo lugar la matanza, creo que México debería aceptar la ayuda de los Estados Unidos para detener la violencia de los carteles de la droga”.

“Antes que nada, te pido tu ayuda para detener el arma traficando a mi país”.

Claro, eso lo escribió ella en inglés pues de otra manera Trump nunca lo hubiera leído, con lo racista que es andar viendo algo en español no ha de ser su mejor entretenimiento.

De inmediato muchos se quisieron cortar las venas, incluido José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña, quien al ver el mensaje de la legisladora, respondió, altanero como siempre:

“Para quienes no hablan inglés, yo incluido, lo que la Senadora quiso decir es que es tapete del gobierno de Estados Unidos, ella, obvio decirlo”.

Y como no es nada dejadita, la sonorense replicó:

“Dice el diputado que no habla inglés…y por lo visto tampoco español”.

Y ese intercambio de recados se vive tanto al interior de la Cuarta Transformación, como en los círculos lejanos a ella.

Quizá a algunos les parecerá una muestra de la pluralidad de ideas de este país, pero también demuestra la pluralidad de pleitos que se dan entre los que arribaron al poder por la vía de la ola anti PRIAN representada por Andrés Manuel López Obrador.

En muchas regiones del país, las tribus ex perredistas que se cambiaron a Morena serán las que se encarguen de sepultar las aspiraciones de ese partido para mantenerse en el poder por muchos años, a lo que se sumarán las críticas de quienes llegaron de partidos como el PRI, el PAN y otros.

Es toda una “pluralidad” la que se incrustó en Morena y será la misma que de alguna manera irá resquebrajando las estructuras de un movimiento llevado a partido pero por el calor de las pasiones contra un gobierno del PRI que derramó la gota del vaso de la corrupción, mas no por convicción de muchos hacia una ideología que, hoy se ve en el gobierno, es prácticamente lo mismo de los últimos 90 años.

Pero, ojo, ojalá que al ver que Morena por sí sola no podrá darle continuidad a la Cuarta Transformación, alguien quiera ceder a la tentación de querer cambiar las formas en la conducción sexenal de este país. Debe ser solamente la voluntad ciudadana la que mande en este país, cuya democracia, con todo y sus defectos, ha logrado mantener cierta paz social.

Así como la senadora Téllez García ha sido claridosa al tratar de enmendar la plana de muchos fanáticos, ojalá así advierta también cuando alguien quiera torcer el rumbo constitucional de México.

Los mexicanos se lo sabrán agradecer.

Comentarios:

francisco@diariodelyaqui.mx