Article inline ad

Ahora sí que todos los sectores de Navojoa ya comienzan a estallar porque ven que los pleitos en Palacio Municipal nunca terminan y en cambio los problemas de falta de servicios públicos adecuados, van en aumento.

Hay muchos empresarios y activistas del sector social que no se atrevían a hablar porque esperaban que las luchas intestinas en el Cabildo fueran descendiendo conforme se acoplaban los equipos, pero conforme pasa el tiempo, tienen ahora temor de que sean tres años echados por la borda, sin ningún avance social, económico y mucho menos político.

Lo que sí, la alcaldesa Rosario Quintero Borbón debería ya gestionar con los diversos sectores productivos el apoyo para sacar adelante a la comunidad, con los baches, con los servicios públicos, con la limpieza de las calles y con el desarrollo económico, entre otras áreas.

Si la oposición no participa, por lo menos que la sociedad se involucre en mayor medida en las tareas de rescate de una comunidad que parece decaer en muchos sentidos sin que alguien se preocupe por ello.

CECYTES ESPERANZA, MAL

Se quejan del Director del Cecytes de Esperanza, Bernardo Armenta Cota, porque en vez de buscar una salida al problema de drogas de algunos jóvenes, la represión es su mejor respuesta.

Cuentan que hace unos días a un joven se le cayó de entre sus ropas el envoltorio que llevaba y al ser reportado, el Director inmediatamente lo dio de baja, a pesar de que no estaba en ese momento fumando ni se sabe si la usaba de manera personal o comercializaba.

El muchacho salió del plantel sin rumbo alguno, pues sus padres ni siquiera sabían de esa situación, cuando lo conducente sería haberlo turnado a las áreas de Trabajo Social que lo canalizarían a una institución de rehabilitación, si fuera necesario.

Pero en vez de eso lo mandaron a la calle y le pidieron que si quiere regresar, lleve consigo una constancia de que se rehabilitó por su cuenta.

De ninguna manera se defiende que usen drogas. Todo lo contrario. Pero si se le detecta, mínimo a los padres debe llamárseles antes de echarlo a la calle.

Muchos maestros ya se quejan de las formas de Armenta Cota de tratar al personal y a los alumnos, así que no dude que pronto lo vean envuelto en líos mayores.

FALLECE PEPE JIMÉNEZ

Un paréntesis para lamentar el fallecimiento del profesor José Leonardo Jiménez Valenzuela a la edad de 66 años, ayer en la tarde.

A Pepón, como se le conocía por su estatura y corpulencia, se le recordará porque siempre fue un hombre muy optimista a pesar de las adversidades.

Siempre estaba de buen humor y su vida transcurrió en las aulas de diversas escuelas, pero también cuando fue servidor público su entusiasmo por hacer bien las cosas lo sacó adelante.

Amaba la vida y sobre todo a su familia. Como religioso, militante de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, también fue congruente en sus ideas.

El día de hoy su cuerpo estará en la funeraria la Misión, de Hidalgo y Colima, de la colonia Centro de Ciudad Obregón.

Nuestro más sentido pésame a su familia en estas horas de dolor.

POLICÍAS SIN CONTROL

Mil 282 policías de Sonora, estatales o municipales, trabajan sin tener vigentes sus controles de confianza, de acuerdo a una investigación periodística. De ellos, 1,016 corresponden a los municipios.

En el país son más de 43 mil los elementos que trabajan en esas condiciones, pero la lista la encabeza, por supuesto, la Ciudad de México, la entidad donde más policías utilizan, conforme a la población.

Le siguen el Estado de México, Jalisco, Guerrero, Sinaloa, Zacatecas, San Luis Potosí, Chiapas y Veracruz.

Pero esos policías siguen trabajando en las corporaciones, primero, porque hace falta personal; en segundo lugar, porque presentan demandas laborales contra los ayuntamientos o, tercero, porque no hay dinero para darles su finiquito.

De ese tamaño, el problema de los policías sin niveles de confianza y que en ocasiones son aquellos a los que los malosos les tienen tomadas las medidas con ciertas prebendas para que trabajen para ellos.