La deuda neta de Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo una reducción de 5.61 por ciento durante el tercer trimestre de 2019, lo que permitirá tener mejores resultados operativos a finales del año y el primer semestre de 2020, destacó la calificadora HR Ratings.

Señaló que la deuda financiera se ubicó en un billón 888.1 mil millones de pesos en ese periodo, lo que significó una disminución de 112.3 mil millones.

La firma mexicana expuso en un comunicado que el resultado obedece a los fuertes apoyos directos del gobierno federal, pues se hizo una transferencia de recursos por 160.8 mil millones de pesos en tres operaciones.

El impacto del tipo de cambio también fue favorable durante el primer semestre del año, al cerrar en 19.144 pesos por dólar, en comparación con el cierre de 2018 cuando se ubicó en 19.683.

Al estimar que el dólar se apreció 2.57 por ciento frente al peso durante el tercer trimestre, indicó que la deuda de Pemex experimentó una reducción de aproximadamente 50 mil millones de pesos.

Sin embargo, HR Ratings refirió que en el tercer trimestre se tuvo un resultado desfavorable porque se incrementó unos 45 mil millones de pesos.

Ante ello, confió en que el apoyo indirecto reflejado en una carga fiscal sustancialmente menor continuará produciendo mejores resultados operativos, en particular en el cuarto trimestre y en el primer semestre del próximo año.