El sector vitivinícola mexicano informó que en Baja California, entidad que representa el 70 por ciento de la producción de vino a nivel nacional, hay más de 14 mil hectáreas afectadas por los incendios presentados desde hace dos meses.

Gran parte del total de hectáreas que fueron arrasadas por el fuego corresponden a zonas de conservación de flora y fauna nativas del Estado, además de varias viviendas, por lo que se necesita resarcir y reconstruir las pérdidas, afirmó Fernando Pérez, presidente del Comité Provino de Baja California.

Asimismo, señaló que aunque estos incendios se presentan de manera cíclica, cada vez tienen mayor intensidad.

Este año alcanzaron a los Municipios de Tijuana, Tecate y Ensenada, dejando a varias personas afectadas.

Para ello, el Consejo Mexicano Vitivinícola, Provino y Nación Vino quiere reunir un fondo de un millón de pesos en beneficio de 200 familias de la entidad y un cuerpo de rescate de Protección Civil que no cuenta con los elementos necesarios para combatir un incendio.

El representante de Provino Baja California dijo que 80 vinícolas se organizaron para que cada una donara una botella cuyo valor oscila entre los 500 y 600 pesos, mismas que serán rifadas para conseguir el millón de pesos.