La cantante fue abordada a su llegada a la Ciudad de México

A su arribo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Ninel Conde fue abordada por reporteros, y uno de ellos fue objeto de su molestia, pues le consideró impertinente.

De camino a abordar su camioneta, la cantante fue cuestionada por los tratamientos y “arreglitos” de belleza que se habría hecho en una clínica de Los Ángeles.

Sin embargo, ella respondió: “¡A poco!, ¿otra vez?, ¿Ay, yo?, ¡Ay en una hora, por Dios!, me puse mi tratamiento, todas mis radiofrecuencias padrísimas que hay en Beverly Hills”.

En ese trajinar, una reportera le refiere que muchas personas pensaban que la cirugía en vez de ayudarla, la perjudicó.

Pero el “Bombón Asesino” reviró: “Ahorita estoy con la cara más deforme, pero porque dormí toda chueca”.

Retó a quienes le señalan por lo que se hace, ya que tiene dinero para hacerlo, y bromeó con no “cualquiera” puede pagarlos.

Y al escuchar que personas  decían que ya se veía como “travesti”, la cantante espetó: “Es muy temprano para perrear, mana, no seas payasa”.