Cayó en su debut en artes marciales mixtas ante su contrincante, 20 años mayor que él

“Popeye”, un fiscoculturista ruso, tuvo su soñado debut en un encuentro de artes marciales mixtas; sin embargo, el joven no rindió, pues a tan solo 3 minutos de haber iniciado la pelea su contrincante, Oleg Mongol, 20 años mayor que él le sometió.

Kirill Tereshin, exsoldado de 23 años de edad, aumentó los músculos de sus brazos inyectándose synthol, un compuesto llamado a base de aceite, sumamente peligroso para su salud.

Con ello, “Popeye” aumentó sus bíceps hasta llegar a 60 centímetros de circunferencia y se enfrentó al también blogero Mongol, de un gimnasio de Abakan, en Siberia, Rusia.

En los primeros minutos de la contienda, Tereshin increpó a su contrincante con unos cuantos golpes, pero su físico no soportó y cayó por sumisión.

Y aunque Tereshin haya sorprendido a todos con el impresionante cambio en sus brazos, en el pasado era un chico normal.

Ahora se queja de que el tratamiento le provocó fibrosis tisular y necrosis, pues las inyecciones de la mezcla (aceite, silicona, alcohol bencílico y lidocaína) le generan un dolor terrible.

“Popeye” reveló que su meta no era ser guapo o bien constituido, sino ser famoso y millonario, pero ahora, sus brazos se ponen duros como cemento y se enrojecen.