Adriana desapareció en noviembre de 2017; un día después la hallaron muerta y permaneció en el Semefo desde entonces

La angustia de unos padres por la desaparición de su hija de 16 años acabó cuando hallaron su cuerpo en la morgue. Ahí había pasado dos años.

Adriana Michelle Álvarez Orozco fue localizada en el Semefo de Lagos de Moreno, Jalisco, por la mamá de una amiga el 12 de octubre.

El último día que la adolescente fue vista con vida fue el 3 de noviembre de 2017; desde entonces la familia la buscó, pero no dieron con su paradero.

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) inició investigación y la buscaron, pero tampoco dieron con ella.

Su ubicación se dio cuando Yolanda, amiga de la mamá de la adolescente desaparecida, fue al Semefo a buscar a un hermano y a un sobrino. Le mostraron fotos de cuerpos y entre ellas vio el de Adriana y la identificó de inmediato.

Un día después, el 13 de octubre, la familia fue notificada y pudieron sepultarla.

La situación fue descrita por un tío de Adriana, como un tormento.

“Fue un verdadero viacrucis traerla. El cuerpo imagínese dos años congelado completamente, tuvimos  que traerla directamente desde la Semefo al panteón, aquí donde la vamos a enterrar, otro problema más, así que un día triste, un día triste”, señaló.