Discriminación, racismo, falta de oportunidades e inseguridad son algunos de las situaciones que enfrentan a diario las mujeres de comunidades indígenas en el Valle del Mayo, denunció Reyes Oralia Valenzuela Ayala.

Por: Max Palomares

La joven originaria de la comunidad El Siviral y autora del documental La Otra Cara de la Moneda, comentó que los gobiernos y la sociedad en general únicamente prestan atención a los pueblos originarios por su cultura, tradiciones y el misticismo que encierran, pero pocos ven la realidad que viven.

“Siempre voltean a ver el lado místico, ven al danzante, al que elabora productos tradicionales, pero hay una realidad a la que no prestan atención, las dificultades que tenemos para trasladarnos, la inseguridad y la discriminación”, reiteró.

En la actualidad, dijo, ser de una comunidad y ser mujer es doblemente difícil.

Valenzuela Ayala mencionó que prueba de que las comunidades indígenas únicamente son tomadas en cuenta para presumir su cultura, es que el pasado martes 15 de octubre se celebró el Día Internacional de las Mujeres Rurales y no hubo actividades por parte de los gobiernos para celebrarlo.

“No les pedimos, les exigimos respeto a las comunidades indígenas, y aclaro que no somos víctimas, porque a veces nos ven así y nos quieren mandar despensas. Tampoco somos heroínas, simplemente somos personas que tenemos otra cultura, otro acento, otro color de piel, pero al final somos iguales, el valor no cambia”, añadió.

La joven, quien también es empresaria, exhortó a las mujeres indígenas a que no se repriman por ninguna razón y sigan avanzando a pesar de los obstáculos que la misma sociedad pone en el camino.