Ciegos por el dolor debido a la pérdida de su niño víctima del cáncer, padres se ahorcan

Al no soportar el dolor por la muerte de su hijo único, de 9 años de edad, víctima del cáncer, sus padres optaron por quitarse la vida ahorcándose dentro de su casa.

Quienes descubrieron el dantesco escenario fueron los vecinos de la familia, residentes de la ciuda de Constanta, Rumania.

Cuando vieron que en la vivienda no había movimiento revisaron y vieron que el padre pendía de una cuerda en la cocina, en tanto que la mamá eligió la habitación de su niño, donde su hijo yacía muerto y cubierto con una sábana, por lo que de inmediato pidieron la presencia de la Policía.

La autoridad acordonó el perímetro para las indagatorias y hallaron una carta en la que la madre describía el horror y sufrimiento que pasaron desde el diagnóstico de la enfermedad su niño, por lo que al morir el pequeño, decidieron morir con él

“No puedo expresar el dolor que dos padres sienten cuando se enteran de una noticia tan terrible sobre su hijo. Él solo tenía dos años cuando lo diagnosticaron”, redactó en la misiva.