En Sonora es donde se encuentran la mayoría de las puntas que utilizaban los Clovis para cazar durante el pleistoceno, y se trata de la cultura más antigua del hombre en el continente americano.

Por: Denisse Robles

La doctora en antropología, María Guadalupe Sánchez Miranda, explicó que actualmente en México, los antropólogos han encontrado 165 de estas puntas, de las cuales 140 se encuentran en Sonora y se estiman tengan 13 mil 500 años de antigüedad.

Explicó que, en el estado, por diversos factores es que mejor se han conservado estas herramientas, que eran utilizadas por los Clovis para cazar mamuts, gonfoterios y mastodontes.

“Es importante este hallazgo porque es uno de los sitios más tempranos de 13 mil 500 años, porque los otros han sido de unos 3 mil 500, entonces es el más temprano y además es el único sitio donde los Clovis cazaron gonfoterios, que son como unos elefantes, más pequeños que el mamut, y no hemos encontrado otro sitio donde haya indicios de la caza de este”, comentó la antropóloga.

Actualmente solo se han encontrado 18 sitios de caza; 15 son de mamut, dos de mastodontes y sólo uno de gonfoterio ubicada en Sonora, denominado “El Fin del Mundo”.

Esta cultura tuvo una duración de alrededor de mil años, entre 13 mil 500 y 12 mil 500 antes del presente, y llegó a su fin cuando se extinguió la megafauna y concluyó la era del pleistoceno.

EN SONORA ESTA “EL FIN DEL MUNDO”

Señaló fue en el lugar denominado “El Fin del Mundo” ubicado por Pitiquito, que fueron descubiertas estas piezas, al igual que restos de gonfoterios, y actualmente la ubicación de la zona es secreta, ya que es protegida por los abundantes restos y piezas que ahí abundan.

“Resulta que le pusimos el ‘Fin del Mundo’ porque es difícil llegar, te tardas entre 3 a 5 horas en llegar, pero le pusimos ese nombre para proteger su ubicación, porque si le ponemos el nombre del rancho a la mejor la gente lo puede ubicar y es para protegerlo”, señaló.

La especialista dijo que actualmente lo encontrado en este lugar se encuentra en el Instituto Nacional de Antropología e Historia, para su estudio, además para la restauración de diversos restos y piezas.

Fue descubierto desde 2007 y se han realizado en el lugar siete temporadas de investigación, consta de unas tres hectáreas donde los Clovis acamparon, por lo que es un sitio de vital importancia en la historia de Sonora, donde se excava, libera y protege las piezas paleontológicas.

Ante tal descubrimiento alrededor de 10 puntas se exponen en el Museo Regional de Sonora (antigua penitenciaria), así mismo algunos dientes de gonfoterio y un fémur, lo que es una muestra de las piezas encontradas.