Al mismo tiempo que se anunciaba, por parte de la Policía, una iniciativa para confrontar el incremento en la violencia en Washington DC, un jovencito de 15 años de edad fue gravemente herido a puñaladas dentro de un vagón del metro.

La identidad de la víctima no fue revelada y su estado se reporta como “muy crítico”; se indicó que la agresora fue una muchachita de 14 años de edad, quien ya fue detenida.

El incidente se registró el viernes, en la estación Metro Capitol South, cerca del Capitolio, alrededor de las 12:30 horas.

El ataque surgió, presumen las autoridades, luego de una trifulca entre jovencitos, en un vagón de Orange Lined, expuso Peter Newsham, jefe de la Policía Metropolitana.

El portavoz de la Autoridad de Tránsito del Área Metropolitana de Washington, Dan Stessel, señaló que el menor se bajó del tren, pidió auxilio y luego colapsó, por lo que rápidamente fue auxiliado por trabajadores de la estación; sin embargo, cuando llegaron los socorristas, el joven no respiraba.