Sirviendo a la Protección y Patrimonio Familiar, Asociación Civil (Sippafa) y otros organismos que agrupan vehículos de procedencia extranjera rechazaron el decreto de regularización que impulsa el Gobierno Federal, informó Fidel Lugo Ayala.Por: Michel Inzunza

El dirigente nacional de Sippafa dio a conocer que en días pasados participaron en una Mesa de Negociación, junto a diputados, senadores y el secretario de Hacienda.

Ahí se les explicó que para que se apruebe la legalización, los dueños de vehículos estadounidenses debían darse de alta en el Sistema de Administración Tributaria.

Además, el carro debería pasar una verificación ecológica y se tendría que pagar una importación con base en el Tratado de Libre Comercio, lo que significaba un costo de hasta 60 mil pesos.

Los tres puntos fueron rechazados por las organizaciones, por lo cual el proceso de legalización se alargará hasta después de noviembre, mes en el que se tenía previsto se realizará el proceso de regularización.

Se espera que sea hasta el próximo año cuando se firme el decreto, el cual ya anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que los principales opositores a la legalización son las empresas armadoras de autos, pues aseguran que se daña el mercado interno, sin embargo, las familias que adquieren un carro de procedencia extranjera no tienen la capacidad de comprar un automóvil de agencia.