Debido a las diversas enfermedades que desencadena una mala alimentación, se recomienda a la ciudadanía cajemense a adquirir hábitos alimenticios de manera saludable.

Por: Alma Aguilar

“Un estado completo de bienestar físico, mental y social, lo que supone que va más allá de la existencia o no de una u otra enfermedad, en consecuencia, más que de una vida sana, hay que hablar de un estilo de vida saludable del que forman parte la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de la salud, el trabajo, la relación con el medio ambiente y la actividad social”, destacó el doctor René Soto Reyna.

El representante de medicina general también explicó que es importante realizar una dieta equilibrada, bajo una alimentación saludable que se rija en incluir todos los alimentos contemplados en la pirámide nutricional, pero en las proporciones adecuadas y en la cantidad suficiente.

“Hábitos tóxicos como el tabaco, el alcohol y las drogas inciden de forma muy negativa sobre la salud; la única tolerancia se refiere exclusivamente al vino o la cerveza, de los que incluso se recomienda el consumo del equivalente a una copa diaria”, recalcó.

Realizar ejercicio físico es la principal recomendación, por lo que se determinan unos 30 minutos diarios de actividad física, siendo suficiente caminar a paso rápido durante este tiempo, lo que permite quemar las calorías sobrantes y fortalecer músculos y huesos, pero también ayuda a controlar la tensión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, además de contribuir a la eliminación del estrés y ayuda a dormir mejor, adquirir un estado de relajación y evitar cambios de humor y  mejorar la autoestima, finalizó.