La joven acusó que su padrastro la violó reiteradas ocasiones cuando tenía entre 11 y 15 años de edad

Derivado de los abusos sexuales reiterados que sufrió de pequeña, una joven mujer ha tenido que recurrir a terapia en el Centro de Salud Mental y Juvenil.

Por abusos sexuales a su hijastra, entre 2010 y 2014, cuando su víctima tenía entre 11 y 15 años, la Audiencia de Lleida sentenció a un hombre a 10 años de prisión.

El victimario cuenta en la actualidad con 33 años de edad; sin embargo, la sentencia puede ser apelada.

Se le impuso libertad vigilada por seis años y tiene prohibido aproximarse a menos de 200 metros a la víctima.

Tampoco deberá tener comunicación con ella por espacio de 11 años y pagará 9 mil euros de indemnización.