Ante los bajos volúmenes de almacenamiento de agua que registran las presas de los estados de Sinaloa, Tamaulipas, San Luis Potosí y Sonora, el Comité Nacional de Grandes Presas (CNGP) acordó que el ciclo agrícola 2019-2020 se extienda hasta el 15 de noviembre como fecha límite.

Por: Fabián Pérez

Esta decisión se tomó en la reunión mil 412, que se efectuó el 1 de octubre del presente año en la Ciudad de México, confirmó el presidente de la Sociedad de Usuarios del Distrito de Riego 038 del Río Mayo, César Javier Granich Duarte.

Destacó que con este tipo de medidas se pretende que la Presa Adolfo Ruiz Cortines o “Mocúzari” pueda incrementar su volumen de almacenamiento y lograr una mayor asignación para el siguiente ciclo agrícola.

“Esta medida que se está tomando, tiene como propósito que se aprovechen los escurrimientos que se tengan hasta el 15 de noviembre, fecha límite que designó el Comité Nacional de Grandes Presas”, reiteró.

Indicó que con esto se pretende autorizar mayor superficie a los productores agrícolas, en el que normalmente se tienen que ajustar al 1 de octubre con el almacenamiento que se tiene en la Presa Adolfo Ruiz Cortines.

De acuerdo con el reporte Hidrométrico y Climatológico del Distrito de Riego, la Presa “Mocúzari” registraba ayer un almacenamiento de 379.9 millones de metros cúbicos, mientras que el año anterior a esta misma fecha, la obra hidráulica registraba 679.1 mm3.

El almacenamiento de la presa representaba apenas ayer, el 39 por ciento de su nivel máximo de operación (NAMO), que es de 950 millones de metros cúbicos.

Cabe recordar que autoridades de la Comisión Nacional del Agua señalaron recientemente, que ante la escasez de agua en la presa se pretende establecer solo el 50 por ciento de la superficie en la región del Mayo, que equivale a 45 mil hectáreas de las más de 90 mil que se establecen en un primer cultivo.