Habría aprovechado que un segundo foso separa a los animales de las personas para introducirse en una zona prohibida y burlarse de un león Una imprudencia ha estado a punto de provocar una tragedia en el zoo del Bronx en Nueva York, uno de los más visitados del mundo.

El león no hizo ademán de atacar en ningún momento, aunque algunos testigos sí que señalan que se movió nervioso.