El gobierno del presidente Daniel Ortega prohibió el ingreso a Nicaragua de los embajadores de la comisión de alto nivel creada por la OEA para buscar una salida a la crisis socio-política que enfrenta esta nación centroamericana.

El director general de Migración y Extranjería de Nicaragua, Juan Emilio Rivas, envió una circular a las diferentes aerolíneas que ofrecen su servicio en Nicaragua para informar que los diplomáticos de la Organización de Estados Americanos (OEA) tienen prohibido ingresar al país.

La restricción afecta a Elisa Ruiz Díaz Bareiro, representante permanente de Paraguay ante la OEA; Leopoldo Francisco Sahores, subsecretario de Asuntos de las Américas de la cancillería de Argentina; Sebastien Sigouin, director de Asuntos Globales de Canadá para Centroamérica, Cuba y República Dominicana.

Así como a Carlos Trujillo y Audrey Marks, representantes permanentes de Estados Unidos y Jamaica ante la OEA, en forma respectiva, reportó el diario local La Prensa.

También prohibió la entrada a Nicaragua al jefe de gabinete del secretario general de la OEA, Gonzalo Koncke, y al oficial de prensa del organismo interamericano, Pablo Sandino Martínez.

Los diplomáticos tenían previsto llegar al país centroamericano el próximo lunes para reunirse con representantes del gobierno y de la sociedad civil, a fin de buscar una salida a la crisis que se vive en Nicaragua desde abril de 2018, y que ha dejado hasta el momento más de 300 muertos por la represión policial y paramilitar.

La comisión de alto nivel fue creada en agosto pasado por mandato de la Asamblea General de la OEA, sin embargo, fue rechazada por el gobierno de Ortega, que la calificó como un acto de injerencia en los asuntos internos de Nicaragua.