Al menos 35 personas fueron arrestadas este día por la policía en la ciudad de Nantes, durante la protesta semanal número 44 del movimiento de los “chalecos amarillos” en esta ciudad del este de Francia, en la que participaron unos mil 900 manifestantes.

La policía explicó que los detenidos portaban objetos que podían ser usados como armas, luego que en la mañana confiscaron 22 cócteles molotov escondidos en un contenedor de basura, 10 morteros, 100 paraguas y un extintor de incendios, mientras que en la tarde encontraron otros morteros artesanales en el Jardin des Plantes.

Los inconformes, de los cuales pocos llevaban su característico chaleco, marcharon del oeste al centro de Nantes, donde se enfrentaron a la policía, a la que lanzaron objetos, mientras las fuerzas del orden respondieron con gases lacrimógenos para tratar de contener a los manifestantes, de acuerdo con el diario local Le Figaro.

Asimismo, los manifestantes destrozaron varios negocios y paradas de autobuses, además de quemar algunos contenedores de basura.

La Dirección Departamental de Seguridad Pública (DDSP) reportó que cuatro policías resultaron heridos en los enfrentamientos, en los que también habrían sido lesionados dos manifestantes.

Los inconformes llevaban pancartas con frases como “Todos odian a la policía” o  “Justicia para Steve, ni olvido, ni perdón”, en alusión al joven Steve MaiaCaniço, encontrado ahogado en el río Loira, tras haber desaparecido en la noche del 21 al 22 de junio pasado, luego que la policía irrumpió en el Festival de Música de Nantes.

Además de la marcha en la ciudad de Nantes, los “chalecos amarillos” se manifestaron en ciudades como París, Nancy, Lyon, Toulouse, Marsella, Montpellier y Burdeos.