En el último año, la Unidad Municipal de Protección Civil ha desactivado tres tanques de gas cloro, dos en un domicilio particular y otro más, en conocida chatarrera local, por lo que es necesario emprender revisiones en estos establecimientos.

Por: Fabiola Navarro

Este químico es altamente tóxico y puede ocasionar la muerte por asfixia, ya que al inhalarlo no permite pasar aire a los pulmones o incluso, puede introducirse al torrente sanguíneo a través de la piel, indicó Francisco Mendoza Calderón.

El titular de la dependencia, señaló que el gas cloro es utilizado para limpiar o desinfectar agua, además de otro tipo de usos y en ocasiones quienes no saben manejar este químico, han sufrido accidentes y ha sido necesario evacuar los sitios.

Los tanques que han deshabilitado con ayuda de elementos de Bomberos, son obsoletos y pudieron salir de establecimientos dedicados a la venta de agua purificada o en otros lugares del rubro industrial.

“Cuando van a dejar de utilizar o estén utilizando el gas cloro deben llamarnos, ya que por ley cada mes de febrero tienen que tener una revalidación de su programa interno de Protección Civil, donde nosotros o el Estado, tiene que evaluar y ver que tengan todos los dispositivos de seguridad para no generar un riesgo al Municipio”.

“Quienes utilizan el gas cloro saben cómo hacerlo. El problema es que caiga en manos de quien no, como los son las chatarreras. Recuerdo que hace unos 11 años estaban destruyendo uno y se murieron cuatro perros que se encontraban cerca. Entonces hay que tener mucho cuidado porque lo compran como fierro viejo y lo venden sin saber lo que contiene”, puntualizó.