Ante el recorte que plantea el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 a Chihuahua, el gobernador Javier Corral analiza la posibilidad de descoordinarse del Gobierno Federal, si no se corrigen los montos.

“Los gobernadores deberíamos de tomar más en serio este momento delicado del país. Si nos quedamos callados no le vamos a hacer un bien a México y no es cierto que con negociaciones individuales cada gobernador con el Gobierno Federal va a sacar más para sus estados. Si el barco se hunde nos hundimos todos”, aseveró Corral.

“También hay que pensar en la posibilidad de si no se modifican estas reglas, descoordinarnos de la Federación los estados que podamos hacerlo en función de nuestro propio Producto Interno Bruto y nuestras propias capacidades económicas y productivas. Yo no veo de otra y no veo signos de que esto vaya a cambiar”.

Corral afirmó que planteó a sus homólogos de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), a la que recientemente se afilió, la necesidad de convocar a una nueva convención nacional hacendaria.

Consideró que se requiere garantizar una más justa y equitativa distribución de los ingresos fiscales, que sea oportuna y suficiente.

El gobernador chihuahuense anotó que hace este llamado respetuoso, pero claro, sobre sus preocupaciones porque en el centro de ellas no está él o el Gobierno de Chihuahua, sino el futuro del Estado, de México y de su economía.