Mi lucha es por la gente que no tiene voz, para que un día pueda ser libre y dueña de su país, que hoy está en manos de los que ostentan el poder, que cambian la Constitución de su país a como se acomode a sus intereses, resaltó el doctor Louis Bingna, príncipe del Reino Bamoun, en Camerún.

Por: Luz del Carmen Paredes

En su visita al sur de Sonora, para conmemorar los 50 años de lucha de Miguel Ángel Castro Cosío, secretario general de la Unión General Obrero, Campesina y Popular (Ugocp); el líder social en su país y refugiado en México ante la amenaza de muerte por su Gobierno, indicó que sigue su lucha por la libertad del ser humano, un derecho del hombre.

En Camerún tenemos un presidente que se ha mantenido por 32 años en el poder, sometiendo al pueblo, donde los niños no tienen derecho a la educación y donde solo un grupo de gente se aprovecha de las riquezas del país.

Y a pesar de todo el dinero que se gasta para promover los derechos humanos, por organismos como la Organización de la Naciones Unidas (ONU), en África el imperialismo sigue promoviendo las guerras tribales para seguir explotando las riquezas naturales, refirió.

Hizo un llamado a la sociedad para garantizar los derechos humanos, para alcanzar la paz, no solo en su país, sino en todo el mundo.

Bingna subrayó que él siguió los pasos de su abuelo, Ruben Um Nyobé, líder independentista de Camerún, quien fue un luchador por los derechos humanos, activista político, por lo que fue asesinado por las fuerzas francesas.

Y por lo que tuvo que salir de su país y refugiarse en México, ya que, por la defensa de sus ideales, el Gobierno lo tenía en la lista para ser asesinado.

El escritor de tres libros donde resalta el valor de los derechos humanos señaló que se tiene que luchar para alcanzar la libertad, ya que es lo único que puede acabar con las guerras.