Según  Catalina Gómez, jefa de Política Social de Unicef México, de los bebés nacidos en nuestro país alrededor del 70% no reciben leche materna como exclusivo alimento durante los primeros seis meses de vida, por lo que pidió a las autoridades de salud  e instituciones de medicina privada impulsar un cambio, ” para que los médicos no recetan las fórmulas lácteas como primera entrada, el primer alimento debe ser la lactancia materna “.

En el marco de la Séptima Fiesta Mexicana de la Lactancia Materna, la representante de Unicef señaló que el mandato en la comercialización de sucedáneos de la leche materna, es decir, de las fórmulas, es que no deben ser repartidas ni siquiera gratuitamente en centros de salud y hospitales.

Por otra parte, la funcionaria explicó que durante los últimos años México ha registrado una mejoría en la cobertura de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses, ya que pasó de 14% hace tres años a 30%. Sin embargo, dicho porcentaje convierte a México en el décimo país con menor cobertura de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses, lo cual debe mejorar.