Desde 1955, World Press Photo se ha convertido en la cita obligada del periodismo visual, una exhibición por demás interesante que junta en una misma experiencia las mejores postales periodísticas que se tomaron en la tierra durante 326 días.

Por: Susana Rodríguez

Se trata de una iniciativa creada para que los artistas que tienen la difícil labor de retratar la desesperación de la guerra, el dolor que genera la violencia y demás acontecimientos trágicos, tengan un espacio en diversos países para que la obra sea vista por el gran público internacional y para que su mensaje pueda concientizar a muchos de lo que pasa al otro lado de los continentes, ahí donde solo llega una cámara.

Hoy en día este concurso anual atrae a más de 5 mil participantes de 125 países, que en conjunto envían alrededor de 95 mil fotografías.

La edición 2019, está integrada por 140 imágenes y 8 categorías: temas contemporáneos, noticias generales, proyectos a largo plazo, deportes, naturaleza, retratos, noticias de actualidad y medio ambiente.

Los premios especiales fueron para Fotografía del Año: John Moore por “Crying Girl on the Border”, 2018, y por primera vez se otorgó un premio por Historia del Año: Pieter Ten Hoopen, “The Migrant Caravan”, 2018.

Una vez más este verano, el Museo Franz Mayer, de la Ciudad de México, tiene el gusto de recibir a World Press Photo, que permite a través de un conjunto de miradas y registros fotográficos de primer nivel repensar al mundo contemporáneo.

Los visitantes al llegar al recinto cultural, reciben una visita guiada, con una duración de aproximadamente 90 minutos, donde son presentadas cada una de las imágenes expuestas.

La exhibición se encuentra en el claustro del museo, de martes a domingo con horario de 10:00 a 17:00 horas y permanecerá hasta el 15 de septiembre.