El huracán Dorian subió de intensidad la madrugada de este jueves al colocarse en la categoría 3 de la escala Saffir-Simpson, mientras seguía su paso por las costas bajas estadounidenses desde Georgia hasta Virginia con un peligro mortal.

Dorian dejó a su paso por Bahamas una ola de devastación generalizada y al menos 20 personas muertas, pero se debilitó en los días posteriores, cayendo de una tormenta de categoría 5 a una de categoría 2 antes de aumentar nuevamente el miércoles por la noche, destacó la cadena CNN.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, Florida, indicó que Dorian podría mantener esta intensidad durante las próximas nueve horas antes de debilitarse gradualmente hasta el sábado.