El sacerdote David Tanko fue asesinado por un grupo de hombres armados cuando fue emboscado en Kufai Amadu, en el estado Taraba, Nigeria, de acuerdo a la agencia católica ACI Prensa.

“Recibimos la noticia de su muerte, conmocionados. Esto es triste. La diócesis está de luto”, dijo el bispo de Jalingo, Charles Hammawa, reseña  ACI Prensa.