Corea del Norte disparó este sábado dos misiles balísticos de corto alcance hacia el mar del Este, el séptimo lanzamiento de este tipo en menos de un mes, elevando las tensiones incluso después de la terminación de un ejercicio militar conjunto entre Corea del Sur y Estados Unidos.

Los proyectiles fueron lanzados esta mañana, hacia el mar del Este, a las 6:45 y 7:02 hora local (21:45 Y 22:02 GMT del viernes) desde la provincia oriental de Hamgyong del Sur, y ambos volaron alrededor de 380 kilómetros a una altitud máxima de 97 kilómetros y una velocidad máxima de cerca de Mach 6.5, informó el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS, según sus siglas en inglés).

Este nuevo lanzamiento de misiles tuvo lugar una semana después de que Corea del Norte disparó, el 16 de agosto, hacia el mar del Este, dos proyectiles, que se cree que son misiles balísticos de corto alcance.

Se trata del séptimo lanzamiento desde el 25 de julio, cuando Corea del Norte rompió su tregua de 17 meses y comenzó a disparar misiles y proyectiles para probar nuevas armas y protestar por el ejercicio militar conjunto entre Corea del Sur y Estados Unidos que ha denunciado como un ensayo para su invasión.

Durante estos lanzamientos, se cree que Pyongyang ha probado nuevos tipos de misiles de corto alcance, incluida sus versiones del Iskander ruso y del Sistema de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS) de Estados Unidos.

Según un oficial militar, Corea del Norte podría haber disparado uno de esos misiles recientemente desarrollados ajustando su altitud, pero no se descarta la posibilidad de que este sábado haya disparado un nuevo tipo.