Ante el aumento de los grupos de odio en Estados Unidos, el servicio diplomático mexicano analiza constantemente la seguridad en los Consulados en aquel país.

En conferencia de prensa, Roberto Velazco, vocero de la Cancillería, afirmó que los Consulados mantienen comunicación permanente con las autoridades de los estados en los que están, así como con la seguridad diplomática que ofrece el Departamento de Estado estadounidense.

“Vamos a seguir analizando ese tema”, respondió al ser cuestionado sobre si existe preocupación de que alguna representación diplomática pudiera ser blanco de un atentado como el ocurrido el 3 de agosto en El Paso, Texas.

“A nivel de Gobierno de México vamos a seguir en comunicación con la Secretaría de Hacienda, por si es necesario reforzar la seguridad, en algún momento, en los Consulados, ya sea en Estados Unidos o en el resto del mundo”, dijo.

“Pero sí es importante que el Servicio Exterior Mexicano y toda la gente que acude a nuestras representaciones sepa que sí es un tema que tenemos presente y vamos a seguir monitoreando muy de cerca”.

Luego del atentado en El Paso, en el que fueron asesinados ocho mexicanos, el personal de los Consulados teme ser blanco de un ataque similar.