Medios de comunicación estadounidenses informaron que Patrick Crusius, acusado del ataque terrorista que dejó 22 muertos en El Paso, Texas a comienzos de agosto, se encuentra bajo vigilancia en la cárcel para prevenir su suicidio.

La Jefatura de Policía del Condado de El Paso indicó que la decisión la tomó el personal médico, pero no dio más detalles sobre la medida.

Documentos judiciales informaron que Crusius confesó a la policía que su objetivo era matar “mexicanos”.

También confesó que él fue quien abrió fuego contra las personas que se encontraban dentro del centro comercial el 2 de agosto en la ciudad de El Paso, Texas, Estados Unidos.

Crusius, de 21 años y a quien se le denegó la fianza, encara cargos de homicidio y se encuentra aislado en el Centro de Detención del condado.