En el País es necesario elevar los impuestos al tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales, y etiquetar lo recaudado para prevención en salud, pidió la Alianza por la Salud Alimentaria.

Según el organismo, un ajuste a las tasas impositivas de los productos que más enferman y matan podría aumentar en más de 50 mil millones de pesos la recaudación.

De acuerdo con la Alianza, “la omisión” del pasado gobierno en políticas de prevención provocó que el 18 por ciento de las muertes con factor de riesgo asociado se deban al abuso del alcohol, tabaco y bebidas dulces.

Elevar los impuestos a estos productos se traduce en reducción en su consumo y beneficios para la salud, planteó el organismo.

A pesar de que México ya cuenta con un impuesto a estos productos, éstos son bajos comparados con otros países, agregó.

De acuerdo con la asociación, el consumo de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales aumentaron su carga global de enfermedad, con una afectación a millones de mexicanos.