Por el ejercicio indebido del servicio público, un juez federal vinculó a proceso a Rosario Robles y le impuso la medida de prisión preventiva justificado, misma que debará cumplir en el penal de Santa Martha.

El magistrado concedió un plazo de dos meses para que la Fiscalía General de la República (FGR), realice la investigación complementaria y reúna pruebas suficientes para determinar si es culpable del delito que se le acusa.

Dicha acusación contra Robles se derivó de la investigación de la FGR relacionada con supuestos desvíos por 5 mil 73 millones de pesos cometidos en las Secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) cuando Rosario era titular.

La FGR afirmó que Robles sabía que en ambas dependencias funcionarios a su cargo cometían irregularidades en la contratación directa de entes públicos pero que no hizo nada para evitarlo ni lo informó al ex presidente Enrique Peña Nieto.