Escuchar música a altos decibeles es el común denominador los fines de semana en colonias populares, y los ruidosos extienden sus fiestas hasta altas horas de la noche o incluso se amanecen.

Por: Fabiola Navarro

Sin embargo, aunque esta práctica es frecuente, es motivo de infracción y es, además, la principal llamada que reciben los operadores de la línea 911.

El comandante de la Secretaría de Seguridad Pública, Jesús Alberto Navarro Velarde, detalló que las llamadas contra ruidosos provienen, principalmente, de colonias localizadas al poniente de la ciudad.

Y debido a las infracciones que se han registrado en los últimos meses por esa falta, las quejas de vecinos han ido a la baja, reiteró.

Además del ruido por música a alto volumen, existen otros que son sumamente molestos, como los que emiten motociclistas o automovilistas con aparatos de sonido adaptados para ofrecer productos como agua purificada o tortillas de maíz. Quienes también se molestan por el ruido, son los vecinos cercanos a talleres de herrería, destacó.

Cabe mencionar que este sonido no solo es molesto, sino que también se considera una forma de contaminación al medio ambiente, y la Dirección de Ecología y Gestión Ambiental está facultada para sancionar.