Por las críticas condiciones que prevalece en las vialidades del Parque Industrial de Ciudad Obregón (PICO), donde el 60 por ciento del drenaje está prácticamente colapsado, no solo se ahuyentaría la llegada de más inversiones, sino que empresas actualmente instaladas podrían retirarse, al no recibir apoyo para rehabilitar las calles y los accesos a sus instalaciones, manifestó Julio César Pablos Ruiz.

Por: Mireya Delgado

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) está convocando, de manera urgente, a una mesa de trabajo con los tres niveles de Gobierno, así como a legisladores federales para explicar lo que está sucediendo y exigir el respaldo para el rescate de la zona industrial.

Expuso que es preciso actuar con rapidez, en virtud de lo que representa esta zona para el Municipio.

“Las vialidades del parque industrial, los camellones y las áreas verdes son del Ayuntamiento, pues prácticamente es otra colonia que es más productiva que cualquier otra, ya que se generan 300 millones de pesos de derrama mensual y 15 mil empleos directos e indirectos”.

Ante este escenario, el presidente de Canacintra manifestó que hay empresas que han manifestado su interés por marcharse, dado que las autoridades municipales de administraciones pasadas no cumplieron sus compromisos.

Como ejemplo, está el caso del grupo de empresas fabricantes de navajas, que tiene problemas con el drenaje.

Respecto a la respuesta de la autoridad municipal, el líder empresarial comentó que los funcionarios han tenido acercamientos y la disposición de apoyarlos, pero carecen de suficiencia presupuesta, “tienen otras prioridades”.