Son varios los hechos violentos que se han suscitado en la localidad, en los que se ven involucradas personas que no están relacionadas con los acontecimientos, sino que sus automóviles participan en la escena recibiendo impactos de bala.

Por: Fabiola Navarro

Otros más son víctimas de robos y, para recuperar sus unidades, deben pagar piso en el Corralón con el cual la Fiscalía General de Justicia tiene convenio. Tal es el caso de Isaac Paredes, a quien le hurtaron una camioneta de trabajo y al encontrarla desmantelada, debía pagar tres mil pesos por concepto de grúa y de “resguardo”, por lo que decidió perderla.

En ese sentido, regidores de Cajeme reciben hasta 10 solicitudes de apoyo a la semana, por parte de automovilistas que desean recuperar sus vehículos y para lo cual requieren de siete mil pesos o más, cobro que le realizan las empresas particulares que mantienen resguardados sus vehículos.

Jesús Encinas Encinas, abogado y representante legal de regidores, hizo un llamado a las autoridades estatales para que se les condone la deuda a los afectados, pero la FGJE no ha dado respuesta. “Son muchas las personas afectadas y no tienen recursos”.

Cabe señalar que Rosendo Arrayales Terán, edil por el Partido del Trabajo (PT), ha solicitado a las autoridades municipales reformar los reglamentos para impedir que las víctimas de robo o delitos de alto impacto paguen en los corralones particulares para recuperar sus unidades.