Article inline ad

El Gobierno federal arrancó en la frontera norte de México el registro de extranjeros devueltos por Estados Unidos para poder trabajar mientras esperan su proceso de asilo que hicieron en el país vecino.

De acuerdo con la oficina del Servicio Nacional de Empleo, los solicitantes de asilo podrán acceder a la Bolsa de Trabajo, en el primer Centro Integrador del Migrante “Leona Vicario”, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

El Subsecretario de Empleo de la Secretaría del Trabajo, Horacio Duarte, informó que los migrantes pueden realizar actividades remuneradas con todas las prestaciones de ley.

Indicó que la Secretaría de Trabajo cuenta con 50 mil vacantes aproximadamente en toda la frontera norte de México para los migrantes.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, para mediados de julio, el Gobierno de Estados Unidos había devuelto 19 mil 911 migrantes a México para que esperen la resolución de su solicitud de asilo.

Debido a que en Estados Unidos hay alrededor de 90 mil solicitudes de asilo cada año, los solicitantes son obligados a esperar en México hasta un año para poder tener su cita y continuar su proceso.