El narcotraficante brasileño Clauvino da Silva es detenido cuando intentaba escapar de la cárcel de Gericinó, en Río de Janeiro, disfrazado de mujer, usando una peluca, una máscara de silicona y ropa femenina Río de Janeiro.- El plan de fuga no contempló cavar un túnel, limar barrotes ni saltar un paredón: apenas una peluca, una máscara de silicona y ropa femenina.

Pero la actitud sospechosa del recluso, travestido de mujer, frustró su creativo intento escape.

Visita familiar

Las autoridades creen que da Silva llevaba la ropa de su hija, quien unos instantes antes había llegado a prisión para visitarlo.

El traficante estaba solo cuando intentaba fugarse, por lo que las autoridades creen que planeaba dejarla dentro de la cárcel tras su escape.

Luego de la tentativa de escapar, el preso fue trasladado a una unidad de máxima seguridad y sufrirá sanciones disciplinarias.

La hija de da Silva y otros siete visitantes están bajo la mira de la policía, que los investigará por la sospecha de haber colaborado en el intento de fuga.

VIDEO