La carrera espacial empezó más de 10 años antes con los Estados Unidos y la Unión Soviética en busca de conquistar el espacio y la cereza del pastel era llegar a la Luna, afirmó la directora de Comunicación Pública de la Ciencia en el Conacyt, Anahí Caldú.

En la televisión había dos astronautas que caminaban sobre la superficie de la Luna.

Cual competencia internacional debía ser vista a nivel mundial: el trofeo se lo llevó Estados Unidos, el 20 de julio de 1969, en una carrera en la que competía contra la Unión Soviética.

Una hora antes de regresar a la Tierra, Edwin “Buzz” Aldrin y Neil Armstromg dejaron un panel de espejos que apunta a la Tierra.

Anahí Caldú explicó que “si tú tienes un láser muy potente le puedes apuntar a la Luna y como conocemos a qué velocidad se mueve la luz, etcétera, podemos conocer más precisamente la distancia a la Luna, y eso sirve para los satélites de telecomunicaciones. Son algunas de las cosas que se lograron con la llegada a la Luna”.

Según la astrónoma, la distancia, para darse una idea, es de 30 veces el diámetro de la Tierra.

Además, de la Luna solo se conoce un lado, debido a la fuerza de gravedad que ejerce el planeta. Aunque los últimos estudios han revelado que se está alejando.

A principios de 2019, China se sumó a la carrera espacial, con la llegada al lado oscuro de la Luna, pero lo más importante es que se estableció comunicación.