El destino de Estados Unidos es ser un líder en la aventura hacia lo desconocido, aseveró este día el vicepresidente estadunidense Mike Pence, quien aseguró que su país regresará a la Luna en los próximos cinco años.

El próximo hombre o la primera mujer que pisen la Luna serán astronautas estadounidenses, señaló Pence en un discurso ofrecido en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, con motivo del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

El 20 de julio de 1969, los astronautas estadunidenses Neil Armstrong y BuzzAldrin aterrizaron en la Luna, mientras que Michael Collins permaneció en órbita lunar en el módulo de comando Columbia, el único medio de transporte que tenían para regresar a la Tierra.

El primero en posar un pie en el Mar de la Tranquilidad, fue Armstrong, quien proclamó: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Pence destacó por otra parte que su país ha logrado un “hito histórico”, al referirse a que el vehículo de la tripulación Nasa Orión, para la misión Artemisa 1, está completo y listo para comenzar los preparativos para su primer vuelo.