Article inline ad

Un lesionado y daños materiales fue el resultado de un fuerte impacto entre dos automóviles sobre la calle Aribabi y Heroico Colegio Militar, en Navojoa.
El accidente se suscitó, cuando una unidad de la marca Volkswagen circulaba de norte a sur sobre la calle Aribabi y al llegar sobre Colegio Militar no realizó su debido alto, por lo que chocó directamente con un vehículo.

El otro involucrado fue un auto tipo sedán, de la marca Nissan March, que viajaba de poniente a oriente en la rúa mencionada, cuando repentinamente vio cortada su libre circulación por la otra unidad.

El “vocho” golpeó en el costado del lado del copiloto del March, lo que originó grandes abolladuras a la carrocería, así como el desprendimiento de su defensa y levantamiento de cofre, además de retrovisor quebrado y ventanas reventadas.

El conductor del March fue quien se llevó la peor parte, al resultar con un fuerte golpe en la cabeza, por lo que fue atendido por paramédicos para después ser trasladado a urgencias para un tratamiento más detallado.

Por su parte, el causante del accidente sufrió solo ligeras lesiones, al mismo tiempo de comprometerse de cubrir los gastos necesarios originados por el percance.

SE LE APARECIÓ UN POSTE

Un lesionado fue el saldo de una colisión de una camioneta contra un poste de energía eléctrica, sobre la calle Mártires de Cananea de la colonia 16 de Septiembre.
El impacto se originó cuando una camioneta tipo pick up, de la marca Nissan Frontier, conducida por Aurelio J. M., de 45 años, circulaba de sur a norte sobre la vía citada, cuando perdió el control del transporte y terminó por estamparse con un poste de concreto.
Tras el incidente, el chofer sufrió varios golpes en distintos puntos del cuerpo y según testigos oculares, ya tenía varias vueltas que pasaba por el lugar a gran velocidad hasta que el poste acabó por ponerle un alto.
Según las primeras investigaciones, Aurelio conducía bajo la influencia del alcohol.